Cárcel de cristales

Categorías Diario

Noches sin dormir , tratando de huir.
Todos los días iguales encerrada entre cristales.
El sol ya no refleja y de repente todo se aleja.
Viendo la gente pasar siento que ya nada es igual.
Cada día me cuesta caminar, la meta es difícil de alcanzar.
Ya no veo la meta, en esta cárcel estoy sujeta.

¿Como salir?
Si mi corazón ya no quiere latir.
¿Cómo enfrentar?
Si mi cuerpo no puede aguantar.

¿Dónde está esa luz que guiaba mi camino?
De repente siento que ya no tengo destino.
Es tan fácil decir sal y camina…
Dile eso al cuerpo que cada día se lastima.

Una inadaptada del mundo luchando por vivir.
Sola y sin nadie no puede sobrevivir.
Por ser diferente pago mi condena
a estar encerrada y atada con cadenas.
¿Piensan que no quiero salir?
¿Piensan que no quiero vivir?
No, no piensan, ahí está la diferencia.

Y vuelvo a verme ahí en esta cárcel de cristales
Donde el sol solo es un reflejo
Donde todo se ve a través de un espejo.
La imagen de un cuerpo que camina
y un alma que se lastima.
¿Ahora dime dónde está la salida?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *